La Coctelera

The Watcher and The Tower

Blog acerca de cómics, libros, música y lo que tenga a bien su autor.

2 Abril 2010

Música: Black Sabbath, de Black Sabbath.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Tras una de las mejores portadas que ha tenido jamás un disco se esconde uno de los álbumes más influyentes de la música popular: Black Sabbath. La banda del mismo nombre llevaba dos años en activo, pero no fue hasta 1970 que pudieron meterse en un estudio y grabar su primer disco, un álbum debut de una calidad indiscutible, y que supuso, para muchos, el inicio del heavy metal.

            Sin duda lo mejor de Black Sabbath fue su originalidad. Tenían —sí, en pasado; su tiempo pasó hace treinta años o más— una personalidad propia y única, que intentó ser copiada pero jamás fue superada por la miriada de estilos y bandas que inspiró. De Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple puede decirse que viene todo lo que lleve la palabra metal en su nombre. De Sabbath, concretamente, derivan en última instancia todas las músicas "oscuras" y góticas que desde los ochenta han ido surgiendo.

            La música de Black Sabbath no se parecía a nada, y ahí estuvo su éxito casi inmediato. Una música llena de graves, pesada y agobiante, que te eriza los pelos de la nuca, que  pesa cuando se escucha. El líder y guitarrista Tommi Iommi, es un intérprete genial que inventó toda una nueva forma de tocar la guitarra, afinándola de manera diferente a como se venía haciendo y tocándola de maner forzosamente peculiar, al ser zurdo y faltarle varias falanges que suplía con prótesis plásticas que ayudaban a perfilar uno de los sonidos más inconfundibles del rock. Sus distorsiones crearon escuela, al igual que sus riffs y sus tremendos solos. A pesar de todo esto, no es la guitarra lo que más me gusta de Black Sabbath, sino su espectacular bajo. Pocas veces ha tenido tantísimo peso y personalidad propia este instrumento, tradicionalmente relegado a un segundo plano. En la música de Black Sabbath el bajo siempre está presente, y la vertebra con intrincadas líneas magníficamente tocadas por Geezer Butler, uno de los mejores bajistas que he escuchado nunca. El batería Bill Ward no es inferior; con deliciosos arrebatos de jazz y  un sonido contundente que termina de perfilar el de la banda en conjunto. Queda el cuarto miembro, el más controvertido: el vocalista Ozzy Osbourne. Es un tópico, pero quizás es cierto: la voz de Osbourne o se ama o se aborrece. No es una buena voz, en el sentido clásico del término —pero sorprende que esto se use como argumento contra él cuando es algo compartido por prácticamente todos los cantantes de rock y pop—, y sin embargo, es una voz única y con un carisma innegable. A mí personalmente me encanta, especialmente en estos primeros discos, en los que parte del excelente resultado final se debe a su aportación, y, de hecho, cuando Osbourne abandonó la banda, ya nada fue igual.

            El disco abre con una pista que define desde el principio la esencia de Black Sabbath. Una pista de más de seis minutos del mismo título que el álbum se inicia con la grabación de una tormenta y campanas de iglesia, que dejan claro que estamos ante una música ambiental —en su significado real, no el pervertido que se ha establecido con el paso del tiempo—, envolvente, repetitiva, opresiva. Para mí, este primer tema de la banda es también el mejor, aunque no sea ni mucho menos lo único interesante en Black Sabbath. The Wizard es una gran canción que cuenta con una genialidad: dar aire blues a un tema que habla de un mago. Behind the Wall of Sleep  y sobre todo N.I.B. son dos excelentes temas que abundan en el camino abierto por Black Sabbath, consolidando el sonido grave y pesado basado en el bajo y la guitarra. Quizás el tema más flojo es Evil Woman, cuya condición de single pegadizo es demasiado evidente, lo que hace que sea una canción más convencional que el resto.

            La reedición en CD que tengo en casa incluye tres temas extra, bastante interesantes. Son Sleeping Village, Warning —un temazo de diez minutos donde Iommi está increíble, con una gran cantidad de registros, incluyendo una sección brutal de evidente influjo de Jimi Hendrix— y la hipnótica y extraña Wicked World.

            Con una estética inconfundible asociada a su música desde el principio y un satanismo de pega y en el fondo bastante infantil, Black Sabbath se convirtieron de inmediato con este trabajo en un referente del rock. Con su segundo disco, Paranoid, del que hablaré en algún momento, llegó la consagración y sus temas más conocidos por el gran público, pero a mí, aunque sea por poco, siempre me ha gustado más este Black Sabbath, un álbum legendario.

 

servido por The Watcher 9 comentarios compártelo

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Judas Traveller

Judas Traveller dijo

yeaaaaa discazo.

has escuchado New Model Army creo que te molarian.

4 Abril 2010 | 12:59 AM

The Watcher

The Watcher dijo

Tomo nota, a ver si están en Spotify.

4 Abril 2010 | 10:42 AM

toño

toño dijo

Te gusta este más que el Paranoid? Ahí no coincidimos, pero sí en que lo Sabbath eran la leche.
Practicamente toda su etapa con Ozzy es para quitarse el sombrero. Me encanta la crudeza del sonido de estos primeros discos, el Masters of Reality, el Volumen 4... pero también me encanta cuando le metieron teclados, en el Sabbath bloddy Sabbath.
Siempre han sido los que más me han interesado de esa tríada primigenia del metal; cosa curiosa, porque no me interesa especialmente el metal. No sé que leches tienen esos 6 primeros discos que me vuelven loco.
Un saludo, y enhorabuena por tu blog.

12 Abril 2010 | 12:32 PM

The Watcher

The Watcher dijo

Hacían una música diferente a cualquier otra cosa, y brutalmente sincera. Paranoid es un discazo, qué duda cabe, pero a mí me puede la atmósfera de ese primer tema, Black Sabbath, me pongo en la piel de un muchacho que en aquel año se comprara ese disco, la revolución que supuso... Pero sí, esos discos, hasta el Sabotage, son espectaculares. En los dos últimos con Ozzy pierden mucha garra, creo, se amaneran.

Un saludo.

12 Abril 2010 | 09:45 PM

Atanvarno

Atanvarno dijo

Hola! Creo que hasta ahora no había escrito todavía ningun comentario pero la sorpresa que me ha causado esta reseña, que en este blog no me la esperaba, me ha animado...

Black Sabbath es de mis grupos favoritos y, aunque me gustan todas sus etapas, esta primera es sin duda la mejor. Es un grupo que nunca se ha quedado encasillado y siempre ha querido aportar algo. Al menos, mientras estuvieron todos los originales juntos, han hecho lo que han querido. es cierto que en Technical extasy y Never Say Die rompieron con sus abteriores trabajos y se "amaneran"... pero, sobretodo Never say Die, son discos en los que rompen sus propias barreras y buscan hacer simplemente música.

El tema homónimo también me parece el mejor del disco pero además es , para mí, el mejor de todo lo que han hecho. La versión en directo del 96 es para mear y no echar ni gota.

Lo de Evil Woman es normal pues no es una canción de ellos sino una versión. Hay una cosa que discrepo: Sólo hy una canción extra, Wicked World. Sleeping Village y Warning son originales del disco. Por cierto, Warning también es una versión (y una pasada ;) ).

13 Abril 2010 | 12:06 AM

The Watcher

The Watcher dijo

Tomo nota de los temas extras, la verdad es que me fié de la información que aparece cuando reproduzco el CD y no lo comprobé en otra fuente. Gracias.

Lo que no entiendo es la sorpresa por encontrarte aquí este disco. Me has dejado intrigado.

Un saludo.

13 Abril 2010 | 07:26 PM

Atanvarno

Atanvarno dijo

Me había sorprendido porque reseñas o comentarios sobre Black Sabbath sólo he visto en páginas dedicadas al metal o al rock. Se que aquí también hablas de musica y rock pero no es un blog especializado en exclusiva. Además, Black Sabbath en España no se estila mucho ni siquiera en el mundo metálico ni rockero y mas concretamente este disco. Es raro que un blog español se fije en este disco como tu te has fijado. Cuando aquí, España, se habla de Black Sabbath es centrarse sobretodo en Paranoid y Sabbath Bloody Sabbath.

Pero oye, que me he alegrado un montón de que compartas esta pasión conmigo!

En cuanto ala canciones extras. Lo dicho: La unica que no salió en el disco original es Wicked World, que no salió en ningún disco sino en un single. Curiosamente, esta canción fué el primer tema compuesto por Black Sabbath.

Lo del satanismo en Black Sabbath es curioso porque realmente en estos primeros discos se utiliza al diablo como metáfora de lo vil,malvado, egoísta, ect. Pero el sentido de las canciones es de prudencia y rechazo a todo eso. De hecho, el sentido del pimer corte es el de advertir del "peligro" de jugar con lo oculto...

En fin, y no sigo porque si no no paro. Que a mi me encanta hablar de todo lo relacionado con este grupo!

14 Abril 2010 | 12:35 AM

Atanvarno

Atanvarno dijo

La sorpresa viene porque Black Sabbath en este país está poco reconocido y como mucho se les menciona en webs especialmente dedicadas al rock y al metal aún en estos sitios resulta raro. Y a este disco en particular no se le suele dedicar nada de nada. Es verdad que a veces hablas de discos de rock pero... simplemente no me esperaba una reseña de Sabbath aquí y menos de este disco pues, en este país, la gente se centra casi exclusivamente en Paranoid y Sabbath Bloody Sabbath.

Y desde luego no conozco a nadie de aquí que haya puesto el interés que has puesto tú en esta obra. Interés que comparto 100%

En fin. Ha sido muy agradable por mi parte coincidir contigo en este asunto.

Wicked World no salió en el disco original ni en ningún otro. Sólo salió en single en su día. Curiosamente fué la primera canción compuesta por ellos.

Saludos!

14 Abril 2010 | 11:30 AM

The Watcher

The Watcher dijo

Curioso, no me había parado a pensar en esto. Se me ocurre que quizás en España la gente llega a Black Sabbath a través del heavy, y ahí gusta más el tipo de canción que aparece en Paranoid o en SBS, más pegadizas, con tremendos estribillos... Yo tuve una época que por amistades escuché bastante heavy metal actual, pero pronto me desenganché, y llegué a Black Sabbath no por ser "parecido" a este género sino más bien por un interés general hacia lo que se hacía en los setenta. De ahí que me parezca más interesante un tema tan innovador como Black Sabbath o la mezcla de estilos de The Wizard o Warning, o el Wicked World que comentas.

No sé, si estás en lo cierto respecto al desinterés por este disco (más arriba ha comentado el señor Judas Traveller, que me consta que le gusta mucho), pero desde luego es una pena.

Un saludo.

14 Abril 2010 | 09:22 PM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de The Watcher

The Watcher and The Tower

España
ver perfil »
contacto »

Fotos

The Watcher todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera