La Coctelera

The Watcher and The Tower

Blog acerca de cómics, libros, música y lo que tenga a bien su autor.

5 Junio 2010

Música: Mirrored, de Battles.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket 

Lo han etiquetado como Math Rock, pero para mí es simplemente uno de los discos más extraños que he escuchado nunca: Mirrored, de Battles.

            Battles es una banda estadounidense formada por cuatro músicos que ya habían tenido experiencia en grupos de estilo cercano, pero que van a a estallar aquí con una propuesta arriesgada, original, y deliciosamente anacrónica. Anacrónica porque Mirrored está directamente conectado con un tipo de música que hace treinta años que no se practica, con el rock progresivo de los setenta, despojado de su grandilocuencia conceptual, pero conservando su complejidad musical y su manera de construir los temas. Hay también algo de avant-garde y del minimalismo de un Philip Glass. Pero mientras que uno no puede desprenderse de la sensación de que está ante un disfrute más intelectual que emocional cuando escucha, por ejemplo, Einstein on the Beach —una obra maestra de la que algún día hablaré—, Mirrored es un disco divertido y visceral a la vez, que alterna temas largos de siete, ocho minutos, con otros más breves, de transición.

            En ellos, los músicos crean una amalgama alienígena de voces con diversos filtros, sintetizadores y teclados de todo tipo, percusión contundente y variada, y arranques guitarreros puramente rock que alejan Mirrored de la música electrónica pura. Es un conjunto extraño pero efectivo, denso, sí, pero adictivo. Para mí por lo menos lo es. Su música, como si efectivamente estuviera rebotando en los espejos que sugiere el título del álbum, entra en bucles, rotos siempre de manera sorprendente. Battles no se acomodan, y convierten la sucesión de temas en un continuo pulso al oyente, que sin duda horrorizará a los acostumbrados a la radio fórmula, pero que a poco que se tengan las orejas abiertas, enamorará sin remedio o por lo menos conseguirá que se valoré su increíble calidad.

            Entre el experimento sobrio y la diversión frívola, el álbum ofrece sus mejores momentos en Race: In, el tema que abre el disco y que define y resume su esencia, y desde luego Atlas y Tonto, espectaculares ambos, aunque yo me quedo, por poco, con el segundo, que me parece el mejor de todo el álbum, con sus cánticos de inspiración india —de ahí, imagino, el nombre del tema, que remitiría al compañero indio del Llanero Solitario—, su perfecta manera de enlazar al principio el teclado con las guitarras y sus inesperados cambios de ritmo y velocidad, que llevan a un final oscuro y enigmático, que contrasta, por ejemplo, con el divertido y casi humorístico tema que lo precede, Ddiamondd, otro de los mejores. Es obligatorio destacar también Rainbow, tal vez no tan llamativo, pero de mucha calidad, y con un tono casi melancólico diferente a cualquier otro tema de Mirrored, especialmente en su maravilloso final, con unas voces puras, sin pasar por filtros, poderosamente evocadoras.

            Quizá la única pega que pueda ponérsele a Mirrored es que hay tres, cuatro temas, que pesan demasiado y eclipsan al resto, planteados de manera poco disimulada como mera transición, algo que se nota sobre todo tras Rainbow, en el último tercio del disco, aunque aún quedará la interesante y ruidosa Tij.

            En todo caso, una propuesta refrescante, sin concesiones de ningún tipo ni al mercado ni a los gustos actuales. Battles se alejan tanto de las corrientes mainstream como de los mercados independientes de música para minorías, centrados ahora en el post pop. Se margina de forma consciente al hundir sus raíces en el progresivo más clásico, al mismo tiempo que lo actualiza y fabrican una música que suena como no suena ninguna otra y que tiene un carácter no ya actual, sino futurista. Esperemos que estos visionarios no se hagan de rogar mucho más antes de sorprendernos de nuevo con otro trabajo —Mirrored es de 2007—, que, estoy seguro, de acabar materializándose será muy diferente a éste.

 

servido por The Watcher 2 comentarios compártelo

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

blackscy

blackscy dijo

He tardado en escucharlo después de verlo aquí recomendado, y después de hacerlo no me ha quedado más remedio que agradecerte la recomendación de este disco tan raro (al menos la primera vez que lo escuchas, luego te acostumbras) pero a la vez tan bueno.

Un saludo

27 Agosto 2010 | 07:50 PM

The Watcher

The Watcher dijo

Me alegro de que te haya gustado. A ver si algún día sacan un segundo disco, porque éste ya tiene unos añitos...

28 Agosto 2010 | 10:05 AM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de The Watcher

The Watcher and The Tower

España
ver perfil »
contacto »

Fotos

The Watcher todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera